Participamos de la Conferencia Anual Trust 2018

Participamos de la Conferencia Anual Trust 2018

Durante dos días, el Centro de Conferencias Queen Elizabeth II, en Westminster, Londres, se convirtió en el escenario por excelencia para que importantes personalidades sociales del mundo expongan sobre temas comprometidos con la esclavitud moderna, violencia hacia las mujeres, trata de personas, migración, entre otras importantes cuestiones, y arriben a conclusiones aplicables para las comunidades.

En representación de Fundación para la Democracia Internacional, la Directora General, Marina Sala, y la coordinadora de relaciones institucionales, Georgina Introini, estuvieron presentes en la Conferencia “Trust” 2018, una iniciativa de la Fundación Thomson Reuters, que convocó a 600 representantes de organizaciones de todo el mundo, activistas, miembros de gobierno, especialistas en leyes, empresarios y la sociedad civil en general.

Las dos jornadas diarias se extendieron desde tempranas horas de la mañana hasta el caer la tarde. En ambas ocasiones, la CEO de la Fundación Thomson Reuters, Monique Villa, inauguró los encuentros que iniciaron el ciclo de conferencias, destacando los pilares de su organización, comprometida particularmente con la esclavitud contemporánea, trata de personas, los derechos de las mujeres y las problemáticas LGBT.

Kevin Bales, profesor sobre Esclavitud Contemporánea y Director de The Rights Lab en la Universidad de Nottingham, Reino Unido, fue uno de los oradores durante la apertura del primer día, cuyo lema fue “La Lucha por la Esclavitud Moderna”. Destacó el papel que tienen las universidades al servicio de los Derechos Humanos y su infinita potencia. Bales cuenta con una vasta experiencia como investigador sobre la esclavitud contemporánea a lo largo de 7 años y en diferentes países. También es el co-fundador de Free the Slaves en Washington, DC y es co-autor del Índice Global de Esclavitud, palabra autorizada y respetada si de estos temas se trata.

Aprovecho mi espacio para hablar de la relación entre la esclavitud contemporánea y los conflictos armados. Recalcando cómo desde 1989, con el final de la Guerra Fría, hasta la actualidad miles de conflictos armados tuvieron consecuencias atroces para millones de personas, chicos que se convirtieron en niños soldados y mujeres en esclavas sexuales. ¡Cuando la legalidad colapsa, la esclavitud se incrementa!

Kevin Bales, Director de The Rights Lab en la Universidad de Nottingham, Reino Unido.

Durante la primera jornada, se desarrolló el debate estratégico sobre los “Orfanatos como centros de tráfico de personas”. En muchos países del mundo, estos establecimientos se convierten en un negocio, siendo semilleros del tráfico de personas.  Los niños de casas de bajos recursos son separados de sus familias, prometiendoles que el menor recibirá mejores condiciones de vida. En realidad, esto permite atraer mayores fondos internacionales y programas de voluntariados. Los chicos se ven expuestos a todo tipo de abusos. El dinero que reciben así como las donaciones son utilizados para beneficio de quienes están al frente de estas instituciones.

Los especialistas recomiendan “no realizar voluntariados en los orfanatos”. En caso de que se conozca a alguien que esté por involucrarse de esa forma, se le debe contar esta dramática realidad para no continuar fortaleciendo el negocio.

Si de delitos se trata el dinero es protagonista, y en este caso los bancos pueden ser actores claves en la detección de casos o redes de trata de personas. Tienen una inmensa oportunidad para colaborar con el desbaratamiento de las mismas.

Las bandas criminales van dejando rastros mediante sus operaciones financieras que permiten ser utilizados para poder atraparlos. Éstos son de extrema utilidad para los fiscales ya que sirven como evidencia en juicios. Como la información correcta puede ser difícil de encontrar, la Fundación Thomson Reuters creó la Alianza de Bancos.

La iniciativa reunió a instituciones financieras, especialistas en trata de personas y agencias de las fuerzas de seguridad. Permitió pensar y elaborar herramientas de detección de actividades sospechosas y permitir a fiscales seguir la ruta del dinero. El proyecto de éxito en Estados Unidos se expandió también a Europa.

Los miembros del panel que plantearon este tema, conformado por importantes directivos de organizaciones a nivel mundial, se preguntan ¿las instituciones financieras podrían hacer más para golpear a los traficantes? Y, ¿hay otros sectores empresariales cuyos esfuerzos colaborativos pueden hacer un aporte contra la esclavitud?.

Con algunos cuestionamientos del día anterior resonando aún en los asistentes, la segunda jornada giró en torno a “La Defensa de los Derechos Humanos”. Planteando un importante llamado de atención sobre “los derechos de las mujeres” y la violencia que se ejerce contra ellas en todo el mundo y que ya no van a callar más.

La migración ejerció un rol importante durante los paneles del día. Recordemos que actualmente se está llevando a cabo el movimiento migratorio más importante en América, con la caravana que partió en el mes de octubre, conformada en su mayoría por hondureños, también nicaragüenses, guatemaltecos y salvadoreños que se dispusieron a cruzar Centroamérica para llegar a la “tierra prometida”, Estados Unidos. El vínculo entre los movimientos migratorios y la esclavitud moderna es innegable y que se resaltó en buena parte del debate. Personas que por supervivencia en países desconocidos se ven obligados a tomar cualquier trabajo donde son explotados, no reciben un salario digno y no pueden satisfacer necesidades básicas del ser humano. Es uno de los mayores desafíos a trabajar en todas partes del mundo a partir de los incesantes flujos migratorios.

Desde Fundación para la Democracia realizamos continuamente campañas de concientización sobre el trabajo esclavo que existe detrás de cada elección básica que realizamos en nuestro día a día. Desde los productos comestibles que decidimos utilizar para nuestro desayuno, hasta la ropa con la que vestimos, en un gran porcentaje esta producción tiene detrás alguna forma de trabajo forzado y esclavitud contemporánea. La Conferencia abordó esta problemática, haciendo hincapié en que se necesita un consumo responsable y que poco a poco se está logrando. Al respecto, sostenemos la necesidad de que en el mercado se encuentren opciones moralmente responsables para que todos podamos optar por productos y servicios éticamente desarrollados.

“La mujer”, es hoy un tema en sí mismo. Los movimientos feministas alrededor del mundo, las denuncias de violencia de género y de acoso por parte de los varones a nivel global, el cuestionamiento por los roles asignados que datan de viejos tiempos, la equidad, son todas acciones que llevan al grito colectivo de “Ni Una Menos” y “No es No”, para acabar contra la violencia machista. Conceptos que también fueron desarrollados y planteados por expertos en los paneles de la última jornada de Trust Conference 2018.

Tras un recorrido sobre las problemáticas que no resultan ajenas a ningún país, expertos en el tratamiento de cada una de ellas, investigadores, directivos de organizaciones, autores, comunicadores y activistas, concluyeron acciones para que cada uno de los asistentes a la Conferencia Anual Trust 2018 pueda tomar como propia, llevar consigo y divulgarlas en los grupos de trabajo a los que pertenecen y donde sean de útil aplicación.

Desde hace 10 años llevamos a cabo el Programa “GEMS” (Gender Equality Movement in Schools, Movimiento por la Igualdad de Género en las Escuelas) en Bangladesh, India y Vietnam. Más de 40.000 chicos de entre 12 y 14 años y 450 escuelas atravesaron el programa y 2.000 docentes recibieron capacitaciones. El objetivo es combatir los estereotipos como vacuna social contra la violencia de género.

Sara Grote Cerrell, Fundadora y Directora General de Global Change Network.