2.png

La esclavitud nunca terminó. Sólo cambió de forma.

Hay 40 millones de esclavos en el mundo. El proceso abolicionista del siglo XIX no terminó con la esclavitud. Lejos de ello, continúa viva y en crecimiento en la mayoría de los países del mundo. Hoy se presenta en formas más complejas, más escurridizas y más esquivas a la mirada superficial, pero igualmente crueles y degradantes.

Aunque las definiciones puedan variar, la expresión "esclavitud moderna" remite a situaciones de explotación del hombre por el hombre, que alguien no abandona por amenaza, violencia, coerción, abuso de poder o engaño.

Fuente: OIT / Global Slavery Index